Coracor

Amlodipina Besilato


Indicaciones

INDICACIONES TERAPÉUTICAS:

Hipertensión: CORACOR está indicado como tratamiento inicial de primera elección de la hipertensión arterial y puede usarse como monoterapia para el control de la presión arterial sanguínea en la mayoría de los pacientes. Aquellos enfermos que no estén adecuadamente controlados con un solo antihipertensivo pueden beneficiarse al agregar CORACOR, el cual se ha utilizado en combinación con diuréticos tiazídicos, agentes bloqueadores de adrenorreceptores beta, bloqueadores alfa, o inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina. CORACOR también se indica para reducir el riesgo de enfermedad coronaria fatal y de infarto al miocardio no fatal, y para reducir el riesgo de enfermedad vascular cerebral. Enfermedad arteria coronaria: CORACOR está indicado para reducir el riesgo de revascularización coronaria y la necesidad de hospitalización debido a angina en pacientes con enfermedad arteria coronaria. Angina estable crónica: CORACOR está indicado para el tratamiento de primera elección en la isquemia del miocardio, por obstrucción fija (angina estable) y/o vasospasmo/vasoconstricción (angina variante de Prinzmetal) de los vasos coronarios.

CONTRAINDICACIONES:

CORACOR está contraindicado en pacientes con sensibilidad conocida a las dihidropiridinas, o los excipientes contenidos en su formulación, menores de 18 años, hipotensión severa, choque, angina de pecho inestable.


Presentaciones

Coracor 5


Amlodipina Besilato

Coracor 10


Amlodipina Besilato


COMPOSICIÓN

CADA CAPLETA RECUBIERTA CONTIENE:

Amlodipina Besilato, Equivalente a Amlodipina Base ........................................... 5 mg y 10 mg

Excipientes C.S.P. ....................................................................................................... 1 Capleta

POSOLOGÍA:

Por vía oral. Tanto para la hipertensión como para la angina, la dosis inicial habitual es de 5 mg una vez al día, la cual puede incrementarse hasta una dosis máxima de 10 mg al día, dependiendo de la respuesta individual. Para pacientes con enfermedad arteria coronaria, el rango recomendado de dosificación es 5-10 mg al día. En estudios clínicos la mayoría de los pacientes requirieron 10 mg. No se requieren ajustes en la dosis de CORACOR cuando se administra en forma concomitante con diuréticos tiazídicos, bloqueadores beta e inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina. Uso en ancianos: Se recomiendan regímenes de dosificación normales. CORACOR, administrado en dosis similares en ancianos y en pacientes jóvenes es igualmente tolerado. Los cambios en las concentraciones plasmáticas de amlodipino no se correlacionan con la severidad de la insuficiencia renal. CORACOR no es dializable.

EFECTOS ADVERSOS:

CORACOR es bien tolerado. En estudios clínicos controlados con placebo, que incluyeron pacientes con hipertensión o angina, las reacciones secundarias más comúnmente observadas fueron: bochornos, fatiga, edema, cefalea, mareos, dolor abdominal, náuseas, palpitaciones, somnolencia. En estos estudios clínicos no se observaron modificaciones importantes en los estudios de laboratorio, que pudieran relacionarse con la administración de CORACOR. INTERACCIÓN MEDICAMENTOSA: CORACOR ha sido administrado con seguridad concomitante con diuréticos tiazídicos, bloqueadores beta, bloqueadores alfa, inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina, nitratos de acción prolongada, nitroglicerina sublingual, antiinflamatorios no esteroideos, antibióticos e hipoglucemiantes orales. Estudios especiales: Efecto de otros agentes en CORACOR. Cimetidina: La coadministración de CORACOR con cimetidina no alteró la farmacocinética de CORACOR.

MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACIÓN O INGESTA ACCIDENTAL.

En humanos, la experiencia con sobredosis es limitada. El lavado gástrico puede ser útil en algunos casos. La hipotensión clínicamente significativa debida a una sobredosis de CORACOR, requiere un soporte cardiovascular activo, incluyendo la frecuente vigilancia de la función cardiaca y respiratoria, elevación de las extremidades y atención al volumen circulante y la diuresis. Un vasoconstrictor podría ser útil para restaurar el tono vascular y la presión arterial, siempre y cuando no haya contraindicación para su uso. El gluconato de calcio intravenoso podría ser de beneficio para revertir los efectos del bloqueo de los canales de calcio. Como CORACOR se une fuertemente a las proteínas, la diálisis no parecería ofrecer algún beneficio en particular. 

CONDICIONES DE CONSERVACIÓN:

Consérvese en lugar fresco y seco a temperatura inferior a 30ºC. Protéjase de la luz y la humedad.

ADVERTENCIAS Y PRECAUCIONES:

Uso en pacientes con insuficiencia hepática: Como sucede con otros calcioantagonistas, la vida media de CORACOR se prolonga en pacientes con insuficiencia hepática y no se han establecido las recomendaciones de dosis en ellos, por lo que este medicamento deberá administrarse con precaución en estos pacientes. Efectos sobre la capacidad de conducir vehículos y usar maquinaria: Con base en la experiencia clínica con CORACOR, es improbable que disminuya la capacidad para conducir vehículos o para operar maquinaria de precisión.

RECOMENDACIONES GENERALES:

Venta por prescripción médica. / Mantener fuera del alcance de los niños


Síntomas

Hipertensión arterial